4, América Inédita

Screen Shot 2019-12-12 at 12.53.03 PM

La sección con la que abrimos la revista, “América inédita”, está consagrada a autores noveles, algunos aún no publicados, otros publicados en revistas o con libros de pequeña tirada. Se trata de prestar atención a un “entramado textual hasta ahora no explorado”. En este número tenemos el placer de contar con la boliviana Leni Flores y los españoles María Medín Doce y Rafael Pericacho Bustos. Tres propuestas poéticas muy distintas que os invitamos a conocer en este cuarto número. Reproducimos aquí algunos de sus poemas:

La prisión de mi memoria

Con los pies en la tierra
y la mirada en el mar.
Descalzo los pensamientos
los dejo libres
bailando en la arena
mientras huyo yo
de la certeza.
Qué inoportuno
tener que estar siempre
donde me dice la memoria.
A veces duele,
a veces se repite
sistemáticamente
hasta que, de repente,
me descubro volviendo,
calzando los recuerdos
cazando mi propia libertad.

 

De María Medín Doce  (Valdoviño, Galicia, 1995).

 


El río

Regalan una margarita al río y él, alborotado, la desgrana
A contracorriente busca el instante en que perdió la respuesta
Regalan una moneda al río y él, codicioso, la traga
En el fondo de su lecho busca si cayó cara o cruz
Regalan una canasta al río y él, amoroso, la levanta en su cabeza
Un bebé se desgaja del sombrero nuevo
Y cae hasta acunarse en regazo de piedra
El río, desesperado, se convierte en leche
Tan pronto lo saben las bestias y los hombres de las orillas
Toman de él hasta convertirlo en camino

De Leni Flores  (Cochabamba, Bolivia, 1989)


 

Una vez, tenía yo ocho años,
mi padre me dejó en la escalera de casa
y se fue a ligar con una chica.
Ni siquiera lo llamé,
me senté y miré cómo el ascensor subía y bajaba.
las ventanas se encendían
y yo seguía mirando el ascensor.
Crucé los dedos y cerré los ojos.
Mi padre volvió más tarde
mucho más tarde
el suelo estaba tan frío que me tuvo que bañar
para que dejara de tiritar.
No sé cómo mi hermano no lo recuerda,
no sé cómo no recuerda aquellas cosas.
Sé que mi madre las recuerda.

De Rafael Pericacho Bustos (Salamanca, España, 1982)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s